Una vez que determinamos que al presidente se le mentía, al igual que a otros presidentes a los que tuvimos acceso, como Jimmy Carter, a quien también denegaron el acceso a estos proyectos, y, como sabes, Alfred Webre estuvo involucrado en un proyecto de la Casa Blanca que fue básicamente paralizado, incluso aunque el presidente Carter quería que se llevara a cabo. Entonces, nos dimos cuenta de que hacíamos frente a un programa ilegal, así que comenzamos a identificar cada vez más de estas fuentes militares, y ahora tenemos más de 500 de estos ‘soplones’ del Top Secret, representantes de cualquier agencia que te puedas imaginar: desde la Inteligencia de la Fuerza Aérea, la Inteligencia Naval, pasando por la CIA, hasta oficiales de alto rango del Pentágono, personas que han trabajado en el sector privado, para Raytheon, E-systems, Lockheed Martin. Lo que hemos hecho es recoger algunos de los testimonios de quienes están dispuestos a ser reconocidos públicamente, aquellos con el valor de dar el paso y contar la verdad. Ahora tenemos más de 110 horas de grabaciones digitales de estos testimonios, como también tenemos varios miles de folios de documentos gubernamentales que ofrecen prueba de que la cuestión es de suma importancia.

Anuncios