un examen de los extremófilos, organismos terrestres que viven en ambientes que son más duras que las de Marte o en otros hábitats potenciales en el sistema solar. La consecuencia: la vida es un fenómeno oportunista que “si se le da un ambiente más mínima poco amigable, encontrarán una manera de adaptarse y sobrevivir.”

Anuncios