los sistemas implementados hasta la fecha es que son excesivamente antropocéntricos: difícilmente una criatura de nueve extremidades que viva en el sistema Gliese podría entender los matices humanos que poseen las imágenes terrestres. Aún teniendo la habilidad técnica y la pericia necesaria para decodificar e interpretar una colección de bits como una imagen, difícilmente puedan captar la sutileza que posee una fotografía que muestra un lobo y un cordero que pretende representar el bien y el mal

Anuncios