la siguiente fase de la revelación no es sólo educar al público, sino también que se tienen que involucrar. El público tiene que convertirse en ciudadanos diplomáticos hacia estos visitantes. Pero también tienen que insistir a sus gobiernos, escribirles que se tomen esta cuestión en serio. Y sí, hay mucha información ridícula por ahí al respecto, mucha desinformación, se ridiculiza y se hace mofa del tema, mucha broma. Sin embargo, cuando la gente comience a alzar su voz al unísono, diciendo que esto es serio, y que se les tome en serio, veremos que lo logran. Miren lo que hizo Francia hace dos años. Su agencia espacial hizo públicos alrededor de 100.000 folios de documentos clasificados. Así que hemos estado muy involucrados en eso. Vemos lo mismo con los daneses, que también han liberado documentos, y nos llega mucho de Chile y de otros países.

Anuncios