el sistema nacional de defensa contra misiles» -que ahora apoya el gobierno del presidente George Bush- es en realidad una cobertura para el despliegue secreto de un sistema de armamentos que rastree, haga puntería y destruya los vehículos extraterrestres cuando se aproximen a la Tierra o entren a la atmósfera».

Anuncios