el secretario general de la ONU, allá por 1990, la mujer de Pérez de Cuéllar se horrorizó al descubrir que existía un grupo corrupto fuera de control, que apuntaba con armas electromagnéticas ultra sofisticadas sobre estas naves extraterrestres, y que en algunas ocasiones habían derribado o ‘shockeado’… uso esta palabra ‘shockeado’ entre comillas, ya que estos sistemas de armas no son convencionales, son sistemas electromagnéticos muy avanzados, desarrollados allá por 1940. El incidente de Roswell, de hecho, sucedió por un uso temprano de un sistema electromagnético escondido en un radar, que causó que dos naves colisionaran en Roswell y chocaran. No fue que viajaran desde miles de años luz de distancia para luego colisionar de repente en el desierto de Nuevo Méjico. De modo que ha existido una escalada de peligrosos proyectos clasificados haciendo cosas bastante estúpidas. Porque, contrariamente a lo que, lamentablemente, se expone desde los círculos de Ovnis y Exopolítica, no hay pruebas de que exista una amenaza por parte de los visitantes; y si la hubiera, creo que ya nos habríamos dado cuenta.

Anuncios