El problema real es que estas implicaciones son tan inmensas y tan profundas que ningún aspecto de nuestra vida quedaría inalterado, y es por eso que este tema acaba siendo ridiculizado en la prensa, porque los servicios de inteligencia, por ejemplo la CIA, tienen gente en la mayoría de los medios de comunicación para ridiculizar estos temas y que no se tomen en serio, porque si se empezaran a tomar en serio significaría que todo el orden macro-económico mundial tendría que cambiar, y va a tener que cambiar radicalmente. Y la elite mundial en el poder no quiere que eso suceda.

Anuncios