Uno de los aspectos más importantes dentro del contacto es la presencia adicional de otros testigos – para muchos investigadores son más importantes que una filmación o una fotografía – pues ellos podrían corroborar la experiencia o aportar datos complementarios sobre el fenómeno que se vivió.

No obstante, la creciente aparición de testigos de contacto que no tienen testigos de sus experiencias o avistamientos, que no disponen de alguna fotografía, filmación o elemento adicional de apoyo, terminan convirtiendo su caso de contacto en un completo “acto de fe”.

Debo decir que no cuestiono la posibilidad de casos reales ausentes de todos estos elementos, pero cuando se procura proyectar al público un testimonio, solitario y aislado, sin el más mínimo indicio de su posible veracidad, los investigadores y el público en general – el más racional fundamentalmente – dudarán

Anuncios