Si a la mayoría de personas le cuesta imaginar una tierra sin homo sapiens sapiens. Pensar en los habitantes de este periodo suena a herejía.

Sin embargo ahí están las huellas, los indicios, las dataciones imposibles, debajo del mar, en las rocas de las montañas o en los valles de los ríos. También en la propia tierra, En Gaia.

No hemos sido los únicos en progresar en este planeta, en descubrir este aparente oasis de vida.

Creo que tampoco seremos los últimos.

Anuncios