se dirige a cada uno de nosotros, con obligación de contribuir a su mayor difusión. Aún existen responsabilidades individuales que hemos de asumir, so pena de sufrir las consecuencia de nuestra desidia. Es pues un llamado personal que no debemos desoir, en beneficio de nuestro propio bien.

Dícese de ciertos seres, que los hombres de ciencia modernos llaman dotados, tienen especial facilidad para ponerse en contacto con entidades superiores,

Anuncios