Pero no todo era paz y armonía, algunas razas de este universo estaban en guerra y cuando visitaban nuestro planeta lo hacían con diferentes fines. Sin embargo no podían destruirnos porque La Tierra estaba protegida y era ella la encargada de dar las respuestas.

Anuncios