Otros están en vías de realización y otros se ubican en un futuro no muy lejano ya. Desde los desatinos humanos, documentados en numerosos aciertos y anticipos, tanto en lo individual como en lo referente al destino de las naciones, hasta las consecuencias finales signadas por la locura colectiva, los invisibles pero sapientes mentores que plasman de esta forma su grito de angustia ante la inconducta humana, nos quieren dar la voz de alerta ante un signo que ya aparece ineludible en el orden colectivo, pero donde el individuo aún puede hallar su salvación mediante una conducta más plena de amor y virtudes.

Anuncios