Hay otro Dispensador que está entre el Cielo y la Tierra, al que llamamos Júpiter. En cuanto a la tierra y el mar, están bajo el dominio de Júpiter Plutonio que nutre a los seres vivos mortales y a los que producen fruto. Son las energías de todos ellos las que otorgan la subsistencia a la tierra, los frutos y los árboles.

Pero hay otros dioses cuyas energías y operaciones se distribuyen en todo lo que existe. Serán pues distribuídos estos que dominan la tierra, y serán colocados en en límite extremo de Egipto, escondido hacia el ocaso, a donde acudirá, por tierra y por mar, toda la mortal raza.

Pero dime, Trismegisto, ¿dónde están ahora estos dioses?

Están instalados en una ciudad muy grande, en una montáña de Libia. Pero por ahora, baste sobre el tema.

————– Fin de la pequeña Apocalipsis ————-

Anuncios