En el tratado llamado “Asclepio” , es decir Esculapio para los latinos, Hermes se reúne con Asclepio y Tat para departir una conversación divina, durante la cual trata de muy diversos asuntos iniciáticos y de religión. En el capítulo 24 se interrumpe el discurso filosófico para dar lugar al siguiente texto, en el que Hermes, adoptando un tono profético, describe las postrimerías del mundo, texto que se ha dado en llamar “La pequeña Apocalipsis “, tal vez por la brevedad del texto, como por lo abrupto de su irrupción en la corriente del relato.

Anuncios