Desde el 2001 está vigente la Ley Patriótica de Estados Unidos (USA Patriot Act, por su nombre en inglés), que autoriza a todos los organismos de seguridad a intervenir las comunicaciones de cualquier índole. Esta Ley fue reformada en el 2005 y promulgada el año siguiente, con nuevos añadidos restrictivos de las libertades públicas, y concitó la protesta de senadores, tanto republicanos como demócratas.

Anuncios