Cada testigo potencial de contacto tiene un ego – me incluyo, obviamente – que debe trabajar para no creer que es el protagonista de la experiencia. En realidad, ¡la experiencia y su enseñanza es la protagonista!

El contactado es solo circunstancial, es el mensaje el que permanece. Y aunque el propio testigo reconozca todo esto, a veces sus acciones le contradicen, como el hecho de subestimar otras experiencias de contacto y sólo tener en cuenta lo que él hizo, vivió, escribió o investigó, omitiendo inclusive detalles de su experiencia al lado de otros pues esa situación podría quitarle protagonismo.

También hay casos donde uno se confunde y se proclama “mensajero exclusivo” de alguna entidad extraterrestre…

A lo largo de estos años he conocido, por lo menos, a cuatro “discípulos de cristo” encarnados y que ahora son testigos de contacto. Considero la reencarnación como posibilidad, pero de allí a seguir “viviendo” una supuesta vida pasada, es un delirio. Esto lo he experimentado, sobretodo, en los Congresos Ovni donde he sido invitado. Es otra de las situaciones que terminan quitando credibilidad al tema.

Podría añadir muchas cosas más, pero todo se resume en ser ejemplo de lo que se dice.

Anuncios