Vio ÉL a los Atlantes, por su magia, abrir el portal que traería a la Tierra una gran tragedia.

Rápido voló Su alma entonces, de regreso a Su cuerpo. ÉL se levantó de Su AGWANTI. Llamó ÉL a los Tres poderosos mensajeros. Dio órdenes de destruir le mundo. En lo profundo debajo de la corteza de la Tierra a los SALONES de AMENTI, rápidamente descendió el MORADOR. Llamó ÉL entonces a los poderes de los Siete Señores blandidos; cambió el equilibrio de la Tierra.

Se hundió la Atlántida por debajo de las oscuras olas. Se destruyó el portal que había sido abierto; se destruyó el portal que llegaba abajo. Todas las islas fueron destruidas excepto UNAL, y parte de la isla de los hijos del MORADOR.

Los preservó ÉL para ser los maestros, Luces en el camino para aquellos que vendrían después, Luces para los hijos menores de los hombres.

Anuncios