Una nación se levantará en contra de otra nación usando las fuerzas oscuras para destruir la Tierra. Las armas de fuerza aniquilarán al hombre de la Tierra hasta que la mitad de las razas de los hombres hayan desaparecido. Entonces surgirán los Hijos de la Mañana y darán su decreto a los hijos de los hombres, diciendo: Oh hombres, cesen la pelea en contra de su hermano. Solamente así pueden llegar a la Luz. Dejen su incredulidad, oh mi hermano, y sigan el camino y sepan que están bien.

Anuncios