Sábete, oh hombre, que deberías dirigirte hacia la perfección, puesto que solamente así puedes lograr el objetivo. Aunque deberías saber que nada es perfecto, no obstante debería ser tu objetivo y tu meta. Nuevamente cesó la voz del Nueve, y las palabras habían penetrado mi conciencia. Ahora, siempre busco más sabiduría para que pueda ser perfecto en la Ley con el Todo.

Pronto voy a los Salones de Amenti para vivir debajo de la fría flor de la vida. Ustedes a los que he enseñado ya no me verán más. No obstante yo vivo por siempre en la sabiduría que enseñé.

Anuncios