los Maestros eran poderosos en la magia, capaces de quitar el Velo de la cara de la serpiente, capaces de enviarla de regreso a su lugar. Vinieron ellos con el hombre y le enseñaron el secreto, la PALABRA que solamente un hombre puede pronunciar. Rápidamente quitaron ellos el Velo de la serpiente y la lanzaron del lugar entre los hombres.

No obstante, cuidado, la serpiente todavía vive en un lugar que está a veces abierto al mundo. Sin ser vistas ellas caminan entre ustedes en lugares en donde se han hecho rituales. Nuevamente, cuando el tiempo pase, ellas tomarán la semblanza del hombre.

Pueden ser llamadas por el maestro que distingue lo blanco de lo oscuro, pero solamente el maestro blanco puede controlarlas y atarlas mientras están encarnadas.

No busques el reino de las sombras, puesto que seguramente aparecerá el mal. Ya que solamente el maestro de la claridad conquistará la sombra del miedo.

Anuncios