Lejos en el pasado, antes de que existiera la Atlántida, fueron los hombres quienes hurgaron en la oscuridad, usando magia oscura, invocando seres de las grandes profundidades debajo de nosotros. Ellos surgieron en este ciclo. Sin forma eran ellos de otra vibración, existiendo sin ser vistos por los hijos de los hombres terrestres. Solamente a través de la sangre pudieron volverse seres con forma. Solamente a través del hombre pudieron ellos vivir en el mundo.

Anuncios