La oscuridad y la luz ambas son de una naturaleza, diferentes solamente en apariencia, pues cada una surgió de la fuente de todo. La oscuridad es desorden. La luz es orden. La oscuridad transmutada es luz de la Luz. Este, hijos míos, es su propósito en el ser: transmutación de la oscuridad en luz.

Escuchen ahora sobre el misterio de la naturaleza, las relaciones de la vida con la Tierra en donde habita. Sepan, ustedes son triples de naturaleza, físicos, astrales y mentales en uno.

Anuncios