Escucha, mis palabras, y sigue el camino. Mantén tu equilibrio y vive en vida.

Escucha, oh hombre, y escucha mi voz. Escucha la sabiduría que te doy de la Muerte. Cuando estés al final de tu trabajo señalado, quizá desees dejar la vida, pasar al plano en donde los Soles de la Mañana viven y tienen ser como Hijos de la Luz. Pasa sin dolor y pasa sin lamentación hacia el plano en donde está la Luz eterna.

Anuncios