Escucha ahora al que está liberado, libre de la esclavitud de la vida dentro de la Luz. El conocimiento de la fuente de todos los mundos se abrirá. Sí, incluso las Puertas de Arulu no serán prohibidas. No obstante observa, oh hombre, a quien entraría al cielo. Si no fueras digno, mejor es caer en el fuego. Sábete que los celestiales atraviesan la flama pura. En cada revolución de los cielos, ellos se bañan en las fuentes de la Luz.

Anuncios