Entonces nos levantamos en alas de la mañana. Alto nos elevamos sobre el Templo, dejando detrás a los Tres y al MORADOR, en lo profundo en los SALONES debajo del Templo, cerrando el camino a los SEÑORES de los Ciclos.

No obstante, siempre para el que tenga conocimiento, abierto estará el camino a AMENTI. Rápido volamos entonces en las alas de la mañana, volamos a la tierra de los hijos de KHEM. Ahí por mi poder, los conquisté y goberné.

Elevé hacia la LUZ, a los hijos de KHEM. En lo profundo debajo de las rocas, enterré mi nave, esperando el tiempo en el que el hombre pudiera ser libre.

Sobre la nave, erigí una señal en la forma de un león no obstante como un hombre. Ahí debajo de la imagen descansa aún mi nave, para ser traída cuando necesite elevarse.

Anuncios