Con frecuencia sueño con la sepultada Atlántida, perdida en las eras que han pasado a la noche. Eón tras Eón exististe en la belleza, una luz brillando a través de la oscuridad de la noche.

Poderoso en poder, gobernando a los nacidos en la tierra, Señor en la Tierra en los días de la Atlántida.

Rey de las naciones, maestro de sabiduría, LUZ a través de SUNTAL, guardián del camino, habitó en su TEMPLO, el MAESTRO DE UNAL, LUZ de la Tierra en los días de la Atlántida.

Maestro, ÉL, de un ciclo más allá de nosotros, viviendo en cuerpos como uno entre los hombres.

No como el nacido en la tierra, ÉL más allá de nosotros, SOL de un ciclo, avanzó más allá de los hombres.

Sábete, oh hombre, que HORLET el Maestro, nunca fue uno con los hijos de los hombres.

Anuncios