A través de las eras oscuras, esperando y observando, mi Espíritu permanecerá en la profunda tierra oculta. Cuando uno haya pasado todas las pruebas del exterior, llámame por la Clave que tienes.

Entonces yo, el Iniciador, contestaré, vendo de los Salones de los Dioses en Amenti. Entonces recibiré al iniciado, dándole palabras de poder.

Atiende, recuerda, estas palabras de advertencia: no me traigas carencia en sabiduría, impureza en el corazón o debilidad en tu propósito. También sustraeré de ti tu poder para invocarme desde el lugar donde duermo.

Anuncios